?> Cómo era la serie ‘La casa de los Martínez’ :: Nacho Medivas : periodista, guionista y social media manager

Cómo era la serie ‘La casa de los Martínez’

By admin

“La Casa de los Martínez” se emite en la sobremesa de los viernes de 1966 a 1970. Es una de las series más recordadas de de los inicios de la televisión en España, aunque no es la primera serie familiar que se realiza.

La serie cuenta los avatares de una familia de clase media, los Martínez, compuesta por el padre Carlos, la madre Carmen, el hijo mayor Quique, la hija pequeña Carmencita, la abuela Olga, la tía Pilar, el tío Pepe y las sirvientas Rafaela y Florinda.

Julia Martinez, Mari Carmen Yepes, Carlos Muñoz, Luis Sanchez Polack (Tip), Isabel María Pérez, Eduardo Coutelenq, María Isbert, Florinda Chico y Rafaela Aparicio.

En cada capítulo se realiza una entrevista a un personaje famoso, que promociona su último trabajo y al que se le hace entrega simbólica de la llave de la casa.

En 1971, los Martínez llegan a la gran pantalla de la mano de Agustín Navarro.

La actriz que da vida a la hija Carmencita, Isabel María Pérez, nos ayuda a recuperar la ensencia de esta serie de éxito de la Historia de la televisión en España.

Isabel María Pérez

Isabel María Pérez en la actualidad

La serie comienza llamándose “Nosotras y ellos”. ¿Qué la diferencia de “La Casa de los Martínez”?

La serie era la misma. Nada de su contenido cambió. Realmente no sabría decirte a qué se debió el cambio de título. Siempre duró entre 30 y 40 minutos. En cada capítulo se entrevistaba a un artista y sonaba la canción promocional del disco que en ese momento sacara el cantante o grupo que fuera entrevistado.

¿Desde el inicio estaban todos los personajes fijos de “La casa de los Martínez”?

Los personajes principales se mantuvieron desde los primeros episodios, es decir, la familia y Rafaela. También la tía Julia. Aunque los hijos aparecimos en el tercer o cuarto episodio y Florinda un poco después. Olga Pompeyo y el tío Pepe, sí que tardaron algo más en aparecer, quizá un año. Ellos sólo intervenían cuando, se suponía, que veían a visitarnos desde sus ciudades de residencia. Nunca se dijo exactamente cuáles eran, aunque se daba a entender que procedían de Cataluña.

No se conservan capítulos enteros de “La casa de los Martínez”…

Se mantiene muy poco de la serie por el incendio que sufrieron los archivos de TVE. No sabría decir cuánto.

¿Durante cuántos años la serie está en antena?

Comienza en 1966 como “Nosotras y ellos”, aunque este título se cambió muy pronto. Quizá a los cuatro o cinco episodios y permaneció en pantalla hasta 1970, ya con su título definitivo.

¿Cuántas temporadas tiene “La Casa de los Martínez”?

La serie duró cuatro años ininterrumpidos. Es decir, sin descansos, sin parones de verano o cambio de temporada. En verano, los Martínez, se iban de vacaciones generalmente a Pedro Bernardo, que era el pueblo del guionista y director de la serie, Romano Villalba. Aunque un año fuimos a Galicia, que era la tierra de origen del padre, Carlos. Y los programas se seguían emitiendo. Nunca, mientras duró el programa, dejó de emitirse; ni en verano ni en invierno.

¿Todos los capítulos se emiten de sobremesa o hay alguno que se emita por la noche?

No, todos se emitieron en la sobremesa.

¿Cuántos decorados tiene la serie?

El salón de la casa y la cocina, que era americana y comunicaba con el salón a través de una barra. Salvo cuando estábamos de vacaciones en Pedro Bernardo, que entonces el decorado era el salón de la casa del pueblo.

¿Graban en exteriores o era todo en interior?

Sí, en las vacaciones se grababan exteriores del lugar dónde se suponía que estábamos. Varios lugares de Galicia y sobre todo Pedro Bernardo fueron los más recurrentes.

En la serie, ¿se les veía desayunando, comiendo o cenando?

No, fundamentalmente porque se desarrollaba en el horario en el que se emitía.

¿Había alusiones publicitarias dentro de la serie?

Bueno, en ocasiones, aparecía algún personaje con algún periódico en la mano, sobre todo Luis Sánchez Polák, “Tip”, que lo usaba para esconder el guion y echarle un vistazo si lo necesitaba (risas). Evidentemente, era un periódico actual, podía ser el Ya, El Pueblo, o alguno por el estilo. Aunque siempre se procuraba que no se vieran marcas, ya que no se podía hacer publicidad en TVE fuera de los espacios comerciales.

¿Se hacen objetos promocionales de la serie como pegatinas, libros o muñecos?

No, en aquella época, no se solían hacer. El marketing llegó bastante más tarde. Sí que proliferaron tiendas o bares con el nombre de “Los Martínez” o “La casa de los Martínez”.

¿Había figuración en los capítulos?

No, nunca había figuración.

¿Cuánto tardaban en grabar un capítulo?

Pues aunque ahora pueda parecer impensable, lo grabábamos en un día. Justo el jueves anterior a la emisión.

¿Hacían ensayos y/o leían el guión sentados a la mesa con el director?

Sí, el miércoles anterior nos daban el guion de esa semana y hacíamos una lectura, el jueves, en el plató, se hacía un ensayo de pie y se grababa el episodio que salía ese mismo viernes.

En el tercer año, las hermanas Hurtado sustituyen a Rafaela Aparicio y Florinda Chico. ¿Por qué se produce este cambio?

En general el programa fue para todos los actores que estábamos en él un trampolín a una enorme popularidad. Evidentemente para Rafaela y Florinda, que ya lo eran anteriormente, se tradujo en muchas más ofertas de trabajo que en ocasiones eran difíciles de compaginar con la grabación de la serie. Recuerdo que Julia Martínez llegó a compaginar teatro en Barcelona con la grabación del programa, gracias al puente aéreo. Se grababa toda su parte al principio, para que pudiera irse a primera hora de la tarde y llegar a tiempo de la primera función de las 19:30. Una auténtica locura.

Julia Martinez, Carlos Muñoz, Eduardo Coutelenq, Isabel María Pérez

¿A qué artistas de la época se les hizo entrega de llaves?

Raphael, Julio Iglesias, Karina, José Legrá, Joselito, Pablito Calvo, el protagonista de Marcelino pan y vino ya de mayor, Manolo Escobar, Lola Flores, su marido Antonio González “El Pescaílla” y sus hijos que, recuerdo una anécdota que ocurrió con Lolita y Rosario. Resulta que cuando fueron a la entrevista llevaban las dos el mismo vestido que yo y Lola, con su gracia natural dijo: “Joer, esto parece un colegio”. También Paquita Rico, Fernando Esteso, Sara Montiel, Carmen Sevilla y Augusto Algueró, Irene Gutierrez Caba, Pedro Osinaga, Juan y Junior, Formula V, Marisa Medina, Los Panchos y un larguísimo etcétera. Hasta Vincent Price pasó por la casa y recibió la llave. Te diré que a lo largo de la serie hubo cuatro modelos de llave. La primera era una llave sin más, con un diseño original y nada más. La segunda era un termómetro. La tercera, que era de plata, era un mechero de mesa y finalmente la cuarta y última que volvió a ser sólo una llave. Algunos de los invitados llegaron a tener los cuatro modelos. Recuerdo que Manolo Escobar entregó la última, para que fuera subastada en un Telemaratón de Navidad, hace unos años.

¿Quique y Carmencita estaban presentes cuando Los Martínez conversaban con el invitado de la semana para darle la llave?

Pues dependía de quienes fueran los entrevistados y el tema del que tratara la entrevista. Había algunas en la que sí, pero generalmente, no.

¿Se veía el trabajo del padre, Carlos, en la serie?

No, en la serie, se hacían muchas referencias al trabajo del padre, incuso salía, en muchos episodios, el jefe del padre, que estaba interpretado por Tip. Incluso la madre del jefe que lo interpretaba Carmen Martínez Sierra y hasta el abuelo que lo interpretaba Luis Barbero, pero su trabajo en sí, no se veía.

¿El personaje de Pepe, el cuñado playboy, tenía trabajo? ¿Vivía en la casa de los Martínez o aparecía solo de visita?

No, el tío Pepe no tenía un trabajo conocido, A veces se hacía referencia a que algún negocio le había salido bien, pero sin concretar ni especificar. Era básicamente un vividor simpático. El mismo personaje que le dio más fama en teatro, el de Enseñar a un sinvergüenza.

En los cuatro años, ¿se cambió en alguna temporada la decoración de la casa? ¿O se cambiaron de casa Los Martínez?

Sí, la decoración se fue cambiando a lo largo del tiempo que duró la serie, se actualizaba y modernizaba, de cuando en cuando, como cualquier casa normal, pero los Martinez nunca se mudaron.

¿Recuerda el argumento de algún capítulo? ¿De qué iba?

Pues lo cierto es que no. Los argumentos solían ser bastante ligeros, con cuestiones cotidianas de la vida de cualquier familia normal.

¿En la serie había varias tramas por capítulo?

No era lo normal. A veces, sí había dos historias paralelas, la de la familia en sí y la de las criadas. Pero habitualmente, no era así, dada la corta duración de los capítulos y que lo realmente importante eran las entrevistas. El resto era casi únicamente una excusa para unir una entrevista con otra.

Durante los años que dura “La casa de los Martínez”, ¿el matrimonio Martínez vivió alguna crisis en la ficción?

No, se dio algún momento de pequeños celos, pero crisis, no. Los Martínez eran un matrimonio modelo.

¿Se metió a algún actor o actriz para despertar los celos de Carlos o de Carmen?

No, nunca apareció una tercera persona.

¿De qué iban las historias de Quique y Carmencita?

Las historias de los hijos eran las típicas. Había problemas con los estudios, o chivatazos de la hermana pequeña sobre el hermano mayor. Éste que le hacía rabiar a ella… En fin, ese tipo de cosas. Nunca llegó a hablarse de novietes. Sí es cierto que de haber seguido en emisión durante algún tiempo más, Romano Villalba, el guionista, tenía previsto que sí aparecieran.

¿Las historias se entremezclaban o las de los niños iban por lado, las de las criadas por otro y las de los señores por otro?

En general, las historias de los padres y los niños se entremezclaban, incluso a veces, también las de las criadas.

Con Julia Martinez, Carlos Muñoz, Mari Carmen Prendes, Mari Carmen Yepes, Pepe Rubio, Eduardo Coutelenq, Teresa Hurtado, Fernanda Hurtado

Sobre la película…

¿El decorado que sale en la película es el mismo que el que tenían en la serie?

No, el de la película es mucho más lujoso y sofisticado. En la serie, se mostraba una casa media-bien, pero no lujosa. Los Martínez eran una familia media, por eso la mayoría se sentían identificados con ella.

¿La película también se rodó en Prado del Rey?

No, la película se rodó en los estudios Roma, lo que actualmente es Telecinco.

En la película, Quique y Carmencita forman un grupo musical llamado Los Martínez junior, ¿formaron grupo en la realidad?

No, ¡qué va!, en absoluto. Eso fue, sólo para la película. Creo que los espectadores no se merecían ese castigo.

En la película aparecen el ficticio director de la serie, los focos, las cámaras de televisión, ¿esto se veía en la serie también o es una licencia de la película?

Es una licencia de la película. En la serie nunca se vio al director, ni el entramado de detrás de las cámaras.

Repasamos a sus protagonistas y cómo Isabel María recuerda a sus compañeros:

  • Olga Pompeyo, la abuela materna, interpretada por Mari Carmen Prendes (60-64 años durante la serie). Olga es una actriz retirada. Isabel María recuerda de Mari Carmen: “era una mujer excepcional. Hice una gira con ella a los 19 años y el empresario no nos pagaba. Mari Carmen me prohibió que le pidiera dinero a mi madre para que no se preocupara y ella pagó todas las facturas de los hoteles y restaurantes”.
  • Carlos Martínez, el padre, interpretado por Carlos Muñoz (40-51 años). Isabel María dice de su padre televisivo: “me regaló el libro Las mil mejores poesías de la lengua castellana, que siempre me ha acompañado”.
  • Julia Martínez, la madre, interpretada por Julia Martínez (35-39 años). “Con Julia recuerdo una gira teatral juntas. Fue muy divertida y siempre estábamos gastando bromas al director”.
  • Quique Martínez, el hijo, interpretado por Eduardo Coutelenq (13-17 años). “Desgraciadamente, tras la serie nos vimos en contadas ocasiones. Durante “La casa de los Martínez” nuestra relación fue casi la de unos hermanos reales, nos queríamos y nos llevábamos bien. Aunque al ser Eduardo algo mayor, el tenía otras inquietudes diferentes a las mías. Desgraciadamente, falleció en 2010”.
  • Carmencita Martínez, la hija, interpretada por Isabel María Pérez (8-12 años).
  • Pepe, el cuñado interpretado por Pepe Rubio (35-39 años). “Encantador, lleno de vitalidad, optimismo y alegría de vivir. Siempre nos hemos profesado un cariño mutuo que perduró hasta el final”.
  • Pilar, la prima de la madre, interpretada por Mari Carmen Yepes (24-28 años), que convivía con la familia en la casa. En la serie nunca se dijo a qué se dedicaba, ni siquiera si trabajaba o no. “Es con la que menos relación he tenido, siempre hubo cariño”.
  • Rafaela, la cocinera y tía de Florinda, interpretada por Rafaela Aparicio (60-64 años). “Era encantadora, muy cariñosa y maternal”.
  • Florinda, la sirvienta y sobrina de Rafaela, interpretada por Florinda Chico (40-44 años). “Con Florinda no existía el aburrimiento. Era una mujer muy divertida y vital”.
  • Las sirvientas Teresa y Fernanda interpretadas por las hermanas Hurtado (21 – 23 años). “Tanto Teresa como Fernanda eran muy divertidas. Siempre estaban inventándose bromas, que nos hacían reír a todos”.
  • Romano Villalba (director y guionista). “Era un ser especial, cariñoso y tierno. Una mente privilegiada para idear y escribir programas de éxito. No sólo escribió y dirigió “La casa de los Martínez”, también “Música y estrellas” y “Mundo Camp”, programas musicales de gran éxito en los 70. Su muerte prematura fue una gran pérdida”.

¿Tú que recuerdas de “La casa de los Martínez”?

Archivado en: Periodista • Lunes, Septiembre 24th, 2012
 

Dejar un comentario

Protected by WP Anti Spam


Perfil

Licenciado en Periodismo y Máster en Creatividad y Guiones para Televisión por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.